Últimos temas
» la legion perdida
Vie 6 Oct - 1:25 por Robdel

» 7 eslabones perdidos de la evolución
Vie 6 Oct - 1:05 por Robdel

» el principio de procedencia
Vie 6 Oct - 0:55 por Robdel

» queen one year of love
Vie 6 Oct - 0:49 por Robdel

» los daimios
Vie 6 Oct - 0:39 por Robdel

» imperio songhai
Vie 6 Oct - 0:31 por Robdel

» cultura tairona
Vie 6 Oct - 0:17 por Robdel

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Compañeros
Crear foro

Estadísticas
Tenemos 10 miembros registrados.
El último usuario registrado es nicolasmarch.

Nuestros miembros han publicado un total de 285 mensajes en 211 argumentos.

dinastia ming

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

dinastia ming

Mensaje  Robdel el Sáb 19 Feb - 19:03



El descontento popular, debido principalmente a las hambres cíclicas, contra el cada día más débil gobierno mongol cristalizó en una serie de rebeliones, una de las cuales dirigida por el antiguo monje Chu Yüan Chang logró vencer a los mongoles y conquistar Pekín en 1368, de la que había huido el último emperador mongol, Togan Temür. El movimiento liderado por Chu Yüan Chang estaba ligado al llamado movimiento de los Turbantes Rojos que incorporaba un elemento escatológico nuevo, el creer en un Buda redentor o Maitreya, y a la vez enraizaba con el más profundo nacionalismo tradicional. Después de acaudillar durante veinte años la revuelta al conquistar la capital se proclamó emperador con el nombre de Tai Tsu (1368-1398), iniciándose la dinastía Ming, que habría de regir los destinos de China hasta 1644. La nueva capital del renovado imperio fue Nankín y la consolidación militar del Estado fue el objetivo primordial del nuevo soberano. Para ello expulso a las mongoles de sus últimos reductos en las provincia de Yunnan y después los atacó en sus propios territorios de origen, Manchuria, apoderándose de su capital Karakorum en dos ocasiones en 1372 y 1388. Sus victorias le permitieron establecer una especie de protectorado sobre Corea desde 1392.
La expansión continuó durante la primera mitad del siglo XV, en especial durante el reinado del hijo del fundador de la dinastía, Cheng Tsu, cuyo nombre dinástico sería Yung Lo (1403-1424), verdadero consolidador de la dinastía. Sus reiterados ataques contra los nómadas de Mongolia impidieron la creación de un resurgir militan mongol, llegando incluso en 1414 a destruir Karakorum. En 1420 volvió a instalar la capital en Pekín, ya que Nankín quedaba lejos de sus campañas hacia el Norte, si bien continuó siendo la segunda capital, y la ciudad en donde se hizo construir su sepulcro.
La utilización de armas de fuego permitió al ejército chino dominar temporalmente Annam en el Sur hasta 1428, conquistando Hanoi en 1407. La construcción de una potente flota imperial de unos 70 navíos, no pudo impedir los ataques de los piratas japoneses contra las costas chinas. Dicha flota también sirvió para realizar importantes expediciones ultramarinas entre 1405 y 1430, llegándose a visitar 30 países en Insulindia, el océano índico y las costas orientales de África. Se llegó a los puertos del golfo Pérsico (Ormuz, 1412-1415), así como a Aden y Jedda, en Arabia.
El esplendor de los dos primeros reinados Ming se basó en una profunda reconstrucción agraria y en la puesta en marcha de un nuevo régimen político y administrativo. Especialmente sensibles a las reivindicaciones campesinas acaudilladas por el fundador de la dinastía contra los mongoles, supuso un aumento considerable de la producción agrícola y la redacción de nuevos censos y catastros entre 1381 y 1391. También se fomentó la repoblación forestal, sobre todo en la región de Nankín, hecho que permitió después la construcción de grandes flotas. Todas las grandes empresas fueron llevadas con un férreo absolutismo, de clara influencia del régimen mongol anterior. De hecho el Código de los Ming de 1367 centralizaba todos los poderes efectivos en manos del emperador, el cual rodeado de Consejos secretos, vigilaba su propia burocracia a través de policías secretas o de drásticas purgas. Sin embargo, a pesar de todos estos controles, desde mediados del siglo XV el poder del gobierno se fue debilitando por la corrupción, la administración de los eunucos y las luchas fratricidas, surgidas a raíz de que los emperadores Ming dejaron de asistir a las audiencias y tomar parte en los asuntos de Estado.
Los emperadores Ming volvieron a imponer el sistema de dos impuestos, el de verano, con la entrega de trigo, y el de otoño, con la entrega de arroz. Desde 1450 se fue pasando gradualmente al sistema de cobrar los impuestos en metálico, en lugar de hacerlo en especie.
El periodo Ming se caracterizó por dos factores esenciales: el nuevo y creciente sentimiento nacional de los chinos, que se desarrolló hasta dar lugar a un nacionalismo popular, y el fortalecimiento de la burguesía, que alcanza la máxima importancia como portadora de la cultura. Es un periodo en que se rechaza todo lo extranjero, y se busca por todos los medios el conocimiento de su propia tradición. Sin embargo este odio hacia lo extranjero no impidió que se continuasen los contactos diplomáticos con el exterior, ni que penetrasen influencias culturales europeas con la llegada de los primeros navíos portugueses a las costas de China en 1514, ante Cantón en 1517, y que desde 1557 existiese una importante colonia portuguesa en Macao.
El periodo Ming, tanto cultural como políticamente, fue una de las épocas más importantes de China, y la que determinó la concepción europea sobre la nueva China. La pintura, la cerámica, la arquitectura, la artesanía, la literatura, la filosofía brillaron como nunca, y la acción al enciclopedismo, tan arraigado en China, alcanzó una de sus cúspides. De 1406 es el gran tratado de botánica conocido como "Herbario para remedio de las épocas de hambre". También generaron una gran enciclopedia los libros geográficos y de viajes en 1461.
A mediados del siglo XV comenzaron las problemas para la dinastía con la aparición de numerosos campesinos vagabundos (taomin) que se dedicaban al vagabundeo, minería o al pequeño comercio incontrolado, a la vez que aumentaban los terratenientes, únicos capaces de hacer frente al cada vez más duro sistema fiscal, pero incapaces a su vez de contener las revueltas cada vez más violentas de los pequeños campesinos y de los sin medios de subsistencia.
En el exterior, los mongoles liberados del control chino multiplicarán los ataques sobre la frontera norte, llegando incluso a hacer prisionero al emperador Ying Sung en 1449, que es puesto en libertad previo pago de un rescate y firma de una paz en 1453.
La Edad Media finalizaba en China justo cuando empezaba la relajación del Imperio Ming, que había dado un primer siglo de recuperación nacional en todos los campos.

http://www.artehistoria.jcyl.es/historia/contextos/1306.htm

http://www.biografiasyvidas.com/biografia/m/ming.htm

http://es.wikipedia.org/wiki/Dinastia_ming

_________________
Tu hogar estara donde estee tu corazon
avatar
Robdel
Administrador
Administrador

Cantidad de envíos : 212
Fecha de inscripción : 21/05/2009

Ver perfil de usuario http://histoforum.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.